Te compartimos nuestras experiencias para que estés acompañado en el proceso de armar tu historia.

Todos los precios de la tienda incluyen el IVA e Impuesto al Consumo y están expresados en pesos colombianos, COP $. CTH es un
distribuidor oficial de las marcas mencionadas y el consumo de tabaco entrega nicotina, la cual es adictiva, y no está libre de riesgo. 
Prohibida su venta a menores de edad.

Armar los cigarros, una mejor opción.

Para los fumadores, comprar tabaco para armar o liar, cada vez es una mejor opción para cuidar el bolsillo. El precio de los cigarrillos ha venido subiendo considerablemente en los últimos años, por lo que se ha hecho inaccesibles para muchos de los consumidores. Es una alternativa más económica, si bien en la primera compra hay que incluir los papeles para armar, los filtros y un paquete de tabaco por 30 gramos, se pueden armar entre 60 y 70 cigarrillos, lo que lo hace más rentable a largo plazo.

Además, armar tus propios cigarrillos trae varias ventajas, por ejemplo: los cigarrillos convencionales vienen presentados en un papel blanco verge al que se le añaden aditivos y saborizantes, normalmente de combustión rápida o semi rápida.

En cambio, el papel de liar para tabaco de armar se apaga al poco tiempo de no fumar, normalmente son de combustión lenta, goma arábiga para un mejor pegue. Las marcas de tabaco de liar 100% tabaco rubio importado de Bélgica y Dinamarca que ofrecemos no tiene aditivos y son naturales.
Otra ventaja, es que el papel para armar es mucho más fino, por lo que hay menos sustancias al inhalar que no sea tabaco.

Las ventajas de usar las manos.

Los beneficios de las manualidades son muy subestimados, ya que estudios psicológicos han demostrado que usar nuestras manos para armar cosas trae varias situaciones positivas. Una de estas es ayudar a asumir el control en situaciones desconocidas, ayudando a calmar la ansiedad hacia lo desconocido.

Por otro lado, las personas que realizan manualidades tienden a ser capaces de tomar mejores decisiones y de forma más rápida que las personas que no realizan este tipo de actividades, ya que mantienen ciertas zonas del cerebro activas constantemente. Las manualidades también pueden cumplir la función de “absorberlo todo”, ayudando a las personas a liberar la cabeza de los problemas cotidianos, donde se olvidan las preocupaciones y la mente se centra en la actividad, en realizar el paso a paso, por ejemplo, en armar un cigarrillo. 

Realizar manualidades produce un sentimiento de dominio de la situación, de control, lo que ayuda a manejar las dificultades que se presentan en la vida diaria, brindando, además, una sensación de superación que eleva la autoestima de la persona haciéndola sentir más capaz y segura de sí mismo.

¿Qué nos pasa durante la “moncha”?

¿Alguna vez nos hemos preguntado por qué la marihuana nos hace querer arrasar con toda la comida que hay en nuestra casa y sentimos que nada nos llena realmente?, la respuesta se encuentra en nuestro cerebro. Cuando consumimos cannabis cambian nuestras funciones cerebrales, entre esos cambios las neuronas POMCs, que juegan un papel fundamental en la sensación de saciedad.

En este caso los cannabinoides invierten las funciones de las neuronas POMC’s y en vez de darnos la sensación de llenura, nos da la impresión de estar vacíos o con hambre, así hayamos comido grandes cantidades de comida. Por eso, sin importar si acabamos de comer y seguimos “hi”, seguiremos teniendo hambre, por tal motivo no podremos escapar de la “moncha”.

Otra peculiaridad en este estado “monchoso” es el sentimiento de que la comida sabe mejor e incluso la disfrutamos más. El THC (tetrahidrocannabinol, es uno de los compuestos químicos que se encuentran en el cannabis) interactúa con los receptores en nuestro cerebro que regulan las emociones, el dolor, el sentido del olfato y el gusto. Algunas neuronas que normalmente se apagan al comer, se estimulan con el cannabis por lo que nos da la sensación de que la comida sabe mejor, además de aumentar la liberación de dopamina, lo que nos mantiene felices y aumenta el placer a la hora de comer.

LA SOCIEDAD  DEL HUMO.

El hecho de fumar puede llevar a muchas interacciones sociales, ya que se puede compartir un cigarrillo con diferentes personas, ya sea con un amigo, con un compañero de trabajo, con un recién conocido, entre muchas otras situaciones. Esto suele ser muy útil para crear nuevas relaciones tanto personales como laborales.

 

Por ejemplo, si fumas es muy posible que en algún momento te hayas encontrado en la situación de pedir o que te pidan un encendedor. Este tipo de preguntas no suelen quedarse ahí, ya que muchas de esas veces se inicia una conversación, lo que nos ayuda a conocer gente nueva y a ampliar nuestro círculo de amigos.

 

En estos estados transitorios se comparte de todo, desde el humo que emana nuestra boca al exhalar, hasta grandes historias, se puede pasar de la tristeza a la alegría con tan solo momentos de plática que solo los que están ahí pueden percibir.